Valparaíso, domingo 10 de diciembre de 2017

Siete pymes locales logran cuotas pesqueras en primera subasta

En total, los lotes fueron vendidos en $383 millones La Ley de Pesca incluía este tipo de venta del 1% de cuota dedicada sólo para elaborar productos con valor agregado y para consumo humano. Nicolás Durante Parra

14/04/2014

Un nuevo paso se dio ayer en la implementación de la nueva Ley de Pesca, luego que, por primera vez, se subastara el 1% de la cuota de especies pelágicas que se dedicarán únicamente a elaborar productos de consumo humano en plantas calificadas como de menor tamaño (pymes), las que para este año significaron poner en venta, al mejor postor, 14.853 toneladas principalmente de jurel y anchoveta.
En total, 8 empresas se quedaron con los recursos, siete de ellas de la Región del Bío Bío y las subastas alcanzaron ingresos para el fisco por $383 millones.
La subasta nos tenía muy entusiasmados y nos alegra que haya resultado bien, teniendo en cuenta algunas aprensiones iniciales que surgieron a partir del mecanismo. Ahora una serie de actores tendrán acceso a materias primas para el desarrollo de productos para el consumo humano, materia que el país tiene un gran camino para avanzar y sentimos que hemos dado un gran paso, indicó el subsecretario de Pesca, Raúl Súnico.
Menor concentración
Para el gerente general de la Asociación Gremial de Pequeños y Medianos Empresarios Pesqueros (Pymepes), Alfredo Irarrázaval, esta subasta representa un avance hacia la desconcentración del sector y permite el acceso a una cuota cada vez más escasa para las empresas que destinan sus productos al consumo humano, y no a convertirla en harina o aceite de pescado.
Esto le hace muy bien a la justicia distributiva de un recurso que se supone es de todos los chilenos. Además, permite a nuevos actores interesarse en invertir, dice el representante gremial.
Además, destacó que con esto se abre una tremenda oportunidad para el desarrollo de productos para consumo humano, por ejemplo, la sardina o anchoveta que hoy se va prácticamente toda a terminar como harina o aceite. La sardina, por ejemplo, tiene un potencial infinito. Lo que hay que hacer ahora es recuperar la especie y trabajar sobre ella, con una política del Estado que fomente los productos marinos saludables, enfatizó Irarrázaval.

Fuente: Diario Concepción_12-04-2014

Pasaje Ross 149 of. 409 B · Valparaíso · fono: 32 215.7645 - 32 215.7646 · fax: 32 259.6834 · email: anapesca@anapesca.cl